ERNESTO ZEDILLO PONCE DE LEON, MALA SUERTE O GRAN ASTUCIA

Por Flooky

Durante años se ha dicho, en comentarios del pueblo de México, que el ex presidente de México tenía mala suerte, y que muchas cosas ocurrieron durante su gestión en diversas secretarías de Estado, lo cierto es, que existen algunos acontecimientos con los que se le puede relacionar por su responsabilidad en dichos cargos, y que a la luz de la interpretación que se le de a la historia, pueden tomarse de distintas maneras, desde que se trataba de una persona incapaz o negligente hasta que en realidad manejo todo con mucha astucia logrando sus propios intereses.
Ernesto Zedillo tuvo una educación “normal” en Baja California, posteriormente ya en el Distrito Federal continúa sus estudios hasta lograr la licenciatura en economía con honores, posteriormente obtiene una beca para estudiar en el extranjero obteniendo un doctorado en Yale, a su regreso se incorpora a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en 1982, bajo el gobierno de Miguel de la Madrid, en una época de gran crisis económica es el encargado de crear el rescate financiero de varias empresas endeudadas con el desfasamiento cambiario por la devaluación, conocido como Ficorca. Cuya creación formal es en 1983, el Fideicomiso de Cobertura de Riesgo Cambiario (Ficorca) derivado de la recesión económica de la crisis de 1982, el gobierno de Miguel de la Madrid obtuvo un préstamo del exterior para financiar el déficit fiscal, la deuda externa y la actividad productiva. Dichos recursos sirvieron para crear el Ficorca, fondo que se empleó para salvar de la quiebra a 20 grandes empresas al asumir pasivos por 12, 000 millones de dólares mediante garantías del Banco de México, y comenzó la privatización de empresas paraestatales.
De las empresas más conocidas que se beneficiaron e incluso crecieron con el importante subsidio de gobierno que les proporcionaron en ese entonces están Alfa, Visa, Cemex y Cydsa entre otros empresarios que se beneficiaron del Fobaproa con Zedillo como presidente de la República y de la protección o escudo financiero propuesto por Felipe Calderón en su gestión de gobierno.
En el periodo de 1984 a 1988, trabajó junto con Guillermo Ortiz en la planeación económica de Miguel de la Madrid, que ha sido el periodo de mayor inflación y devaluación del peso mexicano, y con mayor pérdida del poder adquisitivo de la historia de nuestro país.
Bajo el gobierno de Carlos Salinas de Gortari fue designado como Secretario de Educación Pública en la llamada reforma educativa que entre otras cosas le quitó un gran poder al Sindicato nacional de Maestros dividiéndolos, pues determinó que los gobiernos de las Entidades Federativas se encargarían de manera regionalizada de la educación de sus propios estados con lo que ahora cada estado tiene diferentes prestaciones y controles, desarticulando la unión del magisterio, al mismo tiempo encargó a una comisión de crear nuevos libros de texto gratuito, de los cuales el resultado fue tan desastroso que fueron destruidos en 1992, 6 millones de libros gratuitos, que ya habían sido impresos, por la protesta de historiadores, maestros y hasta logias masónicas por la distorsión que se hizo de la historia en dichos libros.
En noviembre de 1993 renuncia como Secretario de Educación Pública para convertirse en el Jefe de Campaña de Luis Donaldo Colosio, que el 23 de marzo de 1994 es asesinado en Tijuana, Baja California, y que hasta el momento no se ha aclarado completamente, pues las especulaciones desde ese entonces es que se trató de un asesinato político, debido a un discurso anterior a su muerte, que en todo caso debió ser mesurado por su jefe de campaña; ante la disyuntiva de las dos posibilidades viables a suceder como candidato del PRI entre Camacho Solis, de la vieja guardia y Ernesto Zedillo de los llamados tecnócratas como Salinas de Gortari, entonces Presidente de México, se queda como candidato Ernesto Zedillo llegando a la presidencia de la República el 1 de diciembre de 1994.
Teniendo apenas unos días de Presidente de México y siendo Secretario de Hacienda y Crédito Publico, Jaime Serra Puche, al que se le cargaron todos los males, se comete el llamado “error de diciembre” en el que se hizo un ajuste en la devaluación del peso mexicano frente al dólar, que algunos señalan como necesaria y otros consideran absurda, supuestamente para fomentar la inversión extranjera en México, pero se creó un pánico emigrando todo el capital extranjero hacia otras bolsas de valores y no teniendo reservas suficientes de dólares, la devaluación fue muy grande, de más de 40%, la peor desde 1987 en el gobierno de, De La Madrid, ocasionando el llamado efecto Tequila que obligó a varias naciones a devaluar su moneda, motivo de esta crisis económica surge el llamado rescate conocido como FOBAPROA del que se beneficiaron los mismos empresarios que con el Ficorca, también creación de Ernesto Zedillo. Mismos que no dudaron en manifestar su apoyo y publicidad para su campaña electoral.
Pero también propuso a los bancos donde algunos accionistas eran beneficiarios del ficorca, el sistema de las UDIS, unidades de inversión para reestructura las deudas de las personas que debían y estaban casi en bancarrota, sistema que garantiza el pago de la deuda a pesos constantes pues se incrementa su valor con la inflación y la deuda es hereditaria, motivo por el cual muchos mexicanos debieron devolver casas, automóviles y propiedades por ser incosteable su deuda, quedando los bancos con propiedades pero insolventes.
Durante el periodo de su gobierno tuvo que enfrentar el levantamiento del Ejército Zapatista iniciado un año antes, las matanzas de Acteal y de Aguas Blancas, donde recientemente se confirmaron muchos abusos de autoridad, y el descubrimiento de dos situaciones, que aunque no sucedieron en su periodo de gobierno, tampoco investigó, ni sancionó dos situaciones que aún causan graves daños a la población de nuestro país y que hasta la fecha se pide se haga justicia y se juzgue por genocidio a los responsables.
El primero de ellos es el caso de la leche contaminada que adquirió la CONASUPO de una empresa irlandesa que se vio afectada con la nube radiactiva de la catástrofe de Chernobyl y que la paraestatal mexicana adquirió a sabiendas, con el propósito de mezclarla con leche no contaminada y distribuirla en todo el país para que no se concentrara en un solo lugar los efectos de la radiación.
En 1998, Se dijo que eran 4 mil toneladas de leche contaminada con altas concentraciones de estroncio 90 y cesio 137, en una cantidad superior en diez veces al máximo tolerable por el organismo humano, ambos elementos atómicos son considerados como altamente cancerígenos. La investigación periodística realizada por Guillermo Zamora mostró que las cifras del gobierno eran falsas. En realidad se habían importado de Irlanda cerca de 45 mil toneladas de leche, de las cuales, sólo se regresaron al país europeo 4 mil toneladas. Nadie pudo explicar qué ocurrió con el resto.
José Ernesto Costemalle, director de Conasupo en ese entonces, y Jaime Martuscelli, subsecretario de Regulación Sanitaria y Desarrollo de la SSA, mientras que Raúl Salinas de Gortari era el director de Liconsa, ninguna persona ha sido juzgada o señalada como responsable, mientras que los efectos en la incidencia del cáncer en nuestro país y en especial en los niños por esta leche, no ha sido investigada hasta el día de hoy.
El otro de los casos, por el que también se busca justicia, por los daños causados a la población, originados en los tiempos de Salinas de Gortari y desvelados en los tiempos de Zedillo, que de igual manera demostraron la pasividad o la autocensura para evitar la investigación, se dio con la utilización de varilla radiactiva en la venta y construcción de casas y edificios en al menos 15 estados de la República Mexicana y Estados Unidos, sin embargo en este último, se tomaron las medidas necesarias para localizar el material, demoliendo casas y edificios y la consecuente devolución del material radiactivo a nuestro país, y en México no se buscaron o no se localizaron aun una cierta cantidad, pero siguen apareciendo personas afectadas por la radiación y naciendo niños deformes a causa de la misma.
Mucho del material de esas varillas, fueron enterradas en un lugar en Hidalgo, y como siempre los estudios hechos posteriores a la sepultura, demostraron que estaba en un suelo que no cumple con las normas de seguridad pues se halla sobre dos fallas geológicas, suelo de basalto y contamina el manto freático.
El 30 de abril de 1999, la Subcomisión de Materiales y Desechos Peligrosos de la Comisión de Ecología y Medio Ambiente de la Cámara de Diputados en relación al estudio sobre el Cader por el peligro que representa concluyó:
“Los desechos confinados en el Centro de Almacenamiento de Desechos Radiactivos serán trasladados al almacenamiento definitivo que en un futuro se instale en otra parte. El proyecto es desmantelar este centro en su totalidad, que aproximadamente puede ser en un plazo de 7 años”.
Aún no se sabe nada al respecto.
No se debe dejar de señalar, que desde el gobierno de Zedillo a la fecha han pasado 11 años y los gobiernos panistas de Fox y Calderón tampoco han atacado el problema.
En el año dos mil, en que concluía el gobierno de Ernesto Zedillo durante la jornada electoral que determinaba al nuevo presidente de México, mientras todos esperaban los resultados oficiales de la votación, Ernesto Zedillo se adelanta a los propios integrantes de su partido con una llamada telefónica al ahora ex presidente Vicente Fox, en señal abierta de las televisoras para felicitarlo por su triunfo, la decisión fue cuestionada al máximo por los priistas, pues en el ámbito de las especulaciones se esperaba alguna posible negociación, negándola automáticamente el presidente Zedillo con su actuar, motivo por el cual durante los siguientes días, dentro de su partido, se le acusó de traidor y se habló sobre su posible expulsión del partido PRI.
Además de perder la presidencia el PRI del 2000, en 1997 había perdido el gobierno de la Ciudad de México, y que hasta el momento tampoco ha retomado.
Tras terminar su periodo como presidente, tomó posesión en el consejo ejecutivo de algunas empresas estadounidenses entre las que destacan Procter and Gamble, Alcoa y Union Pacific, esta última dueña de los ferrocarriles mexicanos privatizados durante su mandato, como el “Chepe” Chihuahua al Pacífico. Además se desempeña como director del Centro para el Estudio de la Globalización de la Universidad de Yale, y participa en algunos programas de las Naciones Unidas relacionadas con el financiamiento a los países en vías de desarrollo.
Cargos internacionales que le fueron negados a su predecesor Carlos Salinas de Gortari, que esperaba ser director de la OCDE al término de su gestión, pero que perdió la oportunidad, por el llamado error de diciembre, ya que se tomó como una bomba de tiempo que le había dejado al siguiente mandatario.
Héroe o villano, pusilánime o genio, audaz o negligente, al final, la opinión es de usted querido lector, el más astuto o simple mala suerte.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
ERNESTO ZEDILLO PONCE DE LEON, MALA SUERTE O GRAN ASTUCIA, 10.0 out of 10 based on 1 rating

Deja un comentario