LA ESCRITURA

Se ha comentado mucho acerca de si la sociedad inventó la escritura o si fue por la escritura que se da la sociedad como tal de los seres humanos.

Desde la época de los cavernícolas, la manera en que el ser humano trata de dejar plasmado su conocimiento a los demás, llevó a diseñar métodos diversos, por ello encontramos las pinturas rupestres señalando la historia de los pueblos al cazar para su sobrevivencia, expresando ideas a través de los dibujos.

Es con los babilonios, con quienes encontramos los vestigios más antiguos en bloques de piedra o arcilla que moldeaban y marcaban con una cuña aguzada, de ahí que su nombre sea el de cuneiforme, posteriormente cocían o dejaban secar dichos bloques para que la escritura perdurara, encontrando actualmente relatos de hechos ocurridos 2500 años antes del nacimiento de Jesús.

Para establecer cosas más importantes, como las leyes, y que podrían sufrir menos deterioro, utilizaron instrumentos de metal para esculpir en piedra, como ejemplo tenemos el código de Hammurabi que reinó en Babilonia 2000 años antes de Cristo.

Los egipcios escribían primero en piedra pero después aprendieron de los beneficios de una planta que se da a orillas del Nilo, el papiro, que adoptaron como el mejor material para tal efecto, utilizando un sistema de grabado sobre el con un instrumento parecido al lápiz, pero también utilizaron la pluma y la tinta, hecha con nuez de agallas y sulfato de hierro y la pluma con caña.

Durante mucho tiempo se utilizó el papiro para escribir, difundiendo su uso en Europa por medio de los griegos, pero en tiempos del gobierno de Tolomeo en Egipto que prohibió la exportación del papiro obligó a buscar otros medios, es precisamente el rey de Pérgamo, Eumeneo II, que empleó trozos de cuero muy fino, alisado por ambos lados, para continuar con los registros. Por esa razón a ese tipo de cuero se le llamó “pergamino”, que hasta el día de hoy se utiliza, y que fue un elemento primordial en la edad media, al grado de que se borraron algunos de ellos y se reutilizaron por la escasez del material en algún momento. Existe otro tipo de pergamino que se prepara con la piel de animales jóvenes al que se le denomina “vitela”.

Pero no son los únicos materiales usados, por ejemplo los romanos usaban tablas de madera cubiertas de cera en la que grababa cada uno sus letras con un punzón llamado “Stilus” derivando en la palabra estilo que ahora se utiliza como el sello particular de escribir de cualquier escritor.

El alfabeto romano combinado con el griego se sigue utilizando en muchas regiones del planeta.

En Sudamérica, con los incas se desarrollo un sistema llamado “Quipo” que consiste en usar cordones de lana de colores, usando un cordón grueso primero y de ahí cuelgan otros mucho más delgados de distintos tamaños, con nudos y diversos colores, en los que según la distancia, torsión de los hilos y número de nudos podían escribir y leer esos signos, resultando muy precisos para los que sabían leerlos y asistían a escuelas para ello. Aún hoy se usan quipos para el conteo de rebaños por los pastores de la región de Perú.

En el lejano oriente, se utilizó la tinta y una especie de brochas para expresar en ideogramas la escritura, usando el papel arroz para dejar plasmados sus conocimientos, los ideogramas al igual que otras escritura se fueron regionalizando por lo que si tuvieron algún origen común, estos se han perdido en el lapso del tiempo.

Los mayas usaron el estuco para dejar sus códices, la piedra y el barro caracterizaron a la mayoría de las civilizaciones precolombinas, el papel amate, que aún se fabrica en diversas regiones de México también fue muy importante para dejar plasmados sus pensamientos, con tinta derivada de animales y minerales, pero si querían que se quería que su duración fuera extensa se recurrió a la piedra.

El uso del actual papel hecho de celulosa proveniente de la madera de los árboles, junto con los avances tecnológicos ha propagado su uso y la comunicación, utilizando los medios electrónicos para escribir de manera virtual, sin embargo si queremos tener un manejo del escrito, una constancia de lo que se escribe, aun seguimos imprimiéndolo o plasmando por medio de el moderno bolígrafo a través del papel, encontrando ahora también un sinfín de materiales sintéticos y plastificados, que pueden garantizar su durabilidad.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario