LA CORONA DE HIERÓN

El fraude de la corona de Hierón es una historia del un rey que proporcionó oro suficiente a un orfebre para que le elaborara una corona, pero una vez construida, no sabía si en realidad había ocupado todo el oro en la corona, por lo que los estudiosos de la época trataban de idear la manera de comprobar esto, uno de ellos fue Arquímedes, quien dice la historia que estaba sumergido en la tina de baño, al ver el comportamiento del agua o de su propio cuerpo en el agua, analizó y diseñó la manera de comprobar si ocupó todo el oro en la corona, y que fue tal su impresión y alegría que salió desnudo por la calle gritando “EUREKA”, que significa lo he hallado o lo he encontrado, quedando inmortalizada la palabra y la anécdota hasta nuestros días como el momento culminante, o una expresión de júbilo dentro de los estudiosos.

Se dice que con su método pudo demostrar que el orfebre hizo un fraude y tomó una parte del oro que sustituyó con otro metal probablemente plata aliada con el oro para que el peso de ambos coincidiera con el peso que le dio el rey sólo en oro, sin embargo debido al tiempo y a que muchos documentos se fueron perdiendo no se sabe a ciencia cierta cual fue el método, por lo que diversos estudiosos se dieron a la tarea de demostrar cual fue su método, uno de ellos se llamó Vitubrio y su teoría fue aceptada por algunos siglos, pero no convencía a todos, por lo que fue Galileo quien recreando lo que el consideró la manera de comprobar el fraude se basó en lo que llamó el “Principio de Arquímedes” el cual consiste en que un cuerpo sumergido en un líquido experimenta un impulso hacia arriba semejante al peso del líquido desalojado, en la actualidad este principio es una de las leyes fundamentales de la Hidrostática.

La controversia de la cual Galileo no creía en la manera de Vitubrio era porque el recurría a la cuestión práctica de ver cuanta agua desplazaba y tiraba con cada metal para calcular con pesos y medidas la cantidad de oro se había sustituido, para Galileo tal afirmación le resultaba hasta ofensivo con respecto a los diversos cálculos matemáticos que realizó, por lo que no le resultaba lógico, y utilizando cálculos al estilo de Arquímedes dio con el famoso principio y al que le puso su nombre como reconocimiento al griego.

Este principio es el que se aplica para la construcción de los barcos y representó un gran avance cuando lo aplicaron en la construcción de barcos de acero, que resultaron mucho más resistentes a los embates del mar que los de madera, pero el temor de utilizarlos en un principio fue que al ser más pesados que los de madera y menos flexibles se hundirían inmediatamente.

Se cuenta que el rey Hierón se mostró tan asombrado por el modo en que se había develado el fraude, así que desde entonces proclamó que en adelante creería cualquier cosa que le dijese Arquímedes, en el que depositaba su entera confianza.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.3/10 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: -1 (from 1 vote)
LA CORONA DE HIERÓN, 4.3 out of 10 based on 3 ratings

Deja un comentario